miércoles, 11 de mayo de 2011

El Odio


Quiero comenzar hoy una serie de reflexiones periódicas sobre aspectos de la vida que a menudo dejamos pasar , pero que son muy importantes , algunos de ellos o casi todos como los piojos  acompañan al genero humano desde su alborecer mismo y forman parte por tanto de nuestra naturaleza misma y de lo que somos como criaturas racionales.

     El odio nace en la noche de los tiempos y desde entonces marca una característica única y exclusiva del genero humano , por tanto es patrimonio del sistema depredador en el que estamos todos adoctrinados desde bebes , los animales no odian por tanto ,solo sobreviven . Odiar es tremendamente fácil , mucho mas que amar  y por supuesto estamos diseñados genéticamente para hacerlo . Desear la destrucción del otro  ocurre con una facilidad incomprensible , superando toda barrera ética y moral , siendo así que conforme el individuo es mas inteligente y culto el odio es mas refinado e implacable , afectando a todos los estratos sociales y razas se perpetua entre nosotros y alimenta todo tipo de fantasías ya sean creativas o no , y es un excelente caldo de cultivo para dar rienda suelta a nuestro mas ancestral depredador interno , creando en la persona una especie de éxtasis y bienestar solo comparables al acto sexual.

    El  por tanto que el esquema del odio se auto perpetúa en una espiral continua e infinita , cuando se intenta equivocadamente aliviar la sed de venganza  por ejemplo : matando a alguien, es posible que la familia y amigos de la víctima también recurran a la violencia para "resarcir" la cuestión, lo que hará que los nuevos afectados reaccionen nuevamente otra vez con violencia , en un bucle demencial que solo para cuando alguien resulta dañado o muerto , y en ocasiones mas allá aun ... En ocasiones no se llega al acto final de la venganza , sino que la ira se transforma en rencor , en resentimiento ,en furia no resuelta que a la postre no nos deja en paz y nos quita el hambre , el sueño y hasta las ganas de vivir.

    Por tanto no hay tranquilidad si la mente del individuo está empeñada en desear continuamente el mal a su enemigo. Odiar quita tiempo, exige una gran inversión de recursos y amargura, por eso es que el aborrecimiento sostenido enferma a quien lo siente. La persona es incapaz entonces de ser feliz y se genera la tristeza, y el continuo sin sabor cotidiano que trunca la vida de la persona y la marca profundamente. Nadie puede crecer como persona en el odio, ni acercarse siquiera a la felicidad porque se opone al hecho mismo de vivir, a la naturaleza del Universo. La aversión obsesiva hacia otro ser vivo nos quita la opción de convivencia y nos ubica en un campo de batalla minado de negativismo y miserias. 


         Es entonces cuando se disfruta con la desgracia ajena y toda esa frustración y negatividad se ven subsanadas temporalmente y "resarcidas" . Recreándose entonces en la caída del otro y cuanto dolor y sufrimiento sienta nos hace entonces mas dichosos y crea esa especie de sentimiento aun mas primario de placer malsano , que no es mas que una reliquia de nuestros antepasados ,cuando mataban a golpes o con piedras aquel individuo que tenia mas que el , ocupaba su territorio vital o robaba su carne.

    El remedio para mitigar el odio es la sabiduría y la templanza , el autocontrol y el técnicamente , cualidades estas que hoy en día son raras y a menudo mal vistas  socialmente o pasadas de moda . La televisión , el cine los medios avivan el ascua del odio continuamente , el individuo enseña como defenderse a bofetadas al niño pequeño en la guardería , en vez de enseñarle a arreglar los problemas con la diplomacia mas simple o  con la palabra. El mejor es el mas fuerte y el que mas pronto alcanza el éxito , zancadilleando al prójimo para llegar a alcanzar la meta, y a veces recurriendo a la insidia , la descalificación  y el desprestigio en contra del mas débil .  

     Como dijo el sabio "El que verdaderamente conoce el odio es el que antes intentó hacer el bien" , es por tanto que este sentimiento primigenio y antiguo como la historia esta de moda en nuestra sociedad , y cuantas religiones pretenden mostrar el camino del bien , del amor y de la bondad , son miradas de reojo por el ciudadano de a pie que pisa el cuello a su compañero de trabajo para escalar puestos en su empresa, y tomadas como el mismo "opio" del pueblo por otros pretendidos idealistas que acaban convirtiéndose a alguna secta adventista.

      La bondad hoy en día es contraproducente y vana ,casi siempre mal pagada y frustrante , incompatible en este mundo de especulación material y políticos corruptos , "delincuentes religiosos" y falsos mesías que buscan en religiones milenarias y otras no tanto, que nacieron en épocas de violencia para la autoprotección de la integridad moral del individuo ,que  cansado de estar vapuleado levanta sus brazos al cielo para que  un Dios invisible y lejano le tienda un cable . Aun así la maldad total no existe , el pequeño corazoncito del asesino de ETA clama por ver a su "amatxu" y a sus tiernos retoños y no alcanza a ver el final de su cautiverio. Como tampoco la bondad total existe y está  tan solo retraída como el miembro lisiado de un enfermo , ese sacerdote limpio e inmaculado , portador de la palabra de Dios se sube la cremallera después del pantalón tras recibir la felación de uno de los niños de la catequesis.

    Aun así intentad hacer todo el bien posible y seguid odiando aquellos que no dan mas ... de todas formas ESTA DE MODA

✖  נşέĻşήşŦק๏   

No hay comentarios:

Publicar un comentario